Todo lo que necesitas saber sobre el fenómeno de los ‘challenge’

El origen de los challenge

Desde hace unos años habrás detectado que cada cierto tiempo se pone de moda realizar algún tipo de publicación concreta en redes sociales, y así desde famosos de talla mundial hasta tu sobrina de 15 años empiezan a subir a redes o pasar por wathsapp su versión particular del asunto. Son los llamados ‘challenge’.

El ‘challenge’ es un término de origen inglés que es utilizado en redes sociales para definir una tendencia viral en la que se invita al resto de la gente a realizar un reto, a hacer algo, ya sea por una causa benéfica o simplemente por diversión.

El origen de estos retos o ‘challenge’ está en youtubers o en instagramers famosos que se retaban en estas redes sociales a realizar algo, y a continuación este reto era también imitado por personas anónimas. Como hemos indicado, en sus inicios tenían un componente solidario, como el ice bucket challenge de 2014, consistente en tirarse un cubo de agua helada por encima y donar a continuación dinero a la asociación contra la esclerosis lateral amiotrófica. La persona que realizaba el challenge nominaba a otra para hacerlo, así se hacía cadena, y con ella, se volvía viral. Famosos y anónimos estuvieron tirándose cubos de agua y subiendo el vídeo a redes sociales todo el verano.

En la actualidad, los ‘challenge’ no se circunscriben sólo a Youtube o Instagram, sino que se han extendido por todas las redes sociales, potenciándose con la aparición de algunas nuevas como Tik Tok que se prestan mucho a este tipo de contenido. Y ya no hace falta nominar a nadie o que haya algo solidario detrás para que se hagan virales. Y ojo, algunas redes como Youtube han empezado a censurar vídeos de challenge que se consideran peligrosos, como el Bird Box Challenge, en el que la gente se vendaba los ojos e intentaban realizar diversas actividades, emulando la película de Netflix del mismo nombre, con la peligrosidad que ello conlleva.

Los challenge más virales

Challenges hay para todos los gustos y continuamente están saliendo nuevos. Este 2020 se ha iniciado con dos challenges que se han vuelto virales, uno a nivel internacional, el Dolly Parton Challenge, consistente en subirte 4 fotos que representan tu imagen en 4 redes sociales y en el que se evidencia en tono de humor como nos ponemos serios en Linkedin o sexys en Tinder. Y luego, a nivel de España, el Estefanía Challenge, consistente en grabarte gritando “Estefaniaaaaaa” emulando el grito viral de un concursante de un conocido programa actual de televisión.

A lo largo de los últimos años seguro que recuerdas challenges que vimos hasta en la sopa como el Mannequin Challenge o reto del maniquí, que consistía en grabar un video donde los protagonistas permanecían totalmente inmóviles a mitad de una actividad cotidiana. Causaron furor los vídeos de familias haciendo este reto en las cenas y comidas de Navidad.

O como no olvidar el Harlem Shake, en el que grupos de personas se grabaron vídeos emulando el original con todo tipo de disfraces y movimientos. Y para viral el 10 years challenge, consistente en subir una foto tuya de hace 10 años y de ahora. No sólo lo hacían las personas, sino las ciudades, marcas, etc, y derivó en multitud de memes y situaciones de humor.

¿Debe usar mi marca los challenge en redes sociales?

Por supuesto que sí, siempre y cuando se haga con sentido y de acuerdo a la imagen y comunicación de la marca. Los challenge pueden ayudar a las marcas a contar algo de su propuesta o a relacionarse con su público con un tema que está de actualidad. Introducimos a nuestra marca en una tendencia que está sucediendo con sus correspondientes hashtags, etc. Si tienes una comunicación de marca o de redes desenfadada, los challenge ayudan mucho.

Muchas marcas hicieron uso del 10 years challenge para mostrar cómo habían evolucionado en los últimos años. Incluso marcas que nunca te imaginarías que usaran este recurso, han echado mano de él, como el Museo del Prado. Ejemplo que demuestra que la seriedad o el prestigio no está reñido con la comunicación en redes a través de los challenge. Tan sólo hay que realizar el reto respetando tus valores de marca.

Además, los challenge también sirven para involucrar a los trabajadores de una empresa, reforzar sus lazos y transmitir imagen de empresa con buen clima laboral. Así lo vimos cuando grandes compañías como Rovio, responsable de la franquicia Angry Birds, o la mismísima Facebook compartían vídeos en redes de sus empleados bailando el Harlem Shake.

En definitiva, los challenge han venido para quedarse y parece que el fenómeno no va a desaparecer en los próximos años. Así que estate atento a las tendencias y retos virales que van surgiendo y aprovecha para hacer imagen de marca de una forma sencilla a la vez que divertida.

QUEREMOS AYUDARTE A
TRANSFORMAR TU NEGOCIO

Convertimos a tu marca en la
referencia de tu industria

¿HABLAMOS?

Leave a Reply